La importància de l’educació

Avui, molts joves del país posen punt i final a una gran etapa de la seva vida. Per celebrar-ho, cometo la temeritat de demanar-los que, si algun dia miren enrere, recordin aquestes paraules de Plató:

“En efecto, en todo ser es el primer crecimiento el que, si comienza bien, resulta más capaz de dar un adecuado remate a la excelencia de la naturaleza del propio ser, y ello tanto si se trata de plantas como de animales domesticados o salvajes como de hombres. Ahora bien, el hombre, como decimos, es una criatura mansa; pero, sin embargo, así como suele ser, en efecto, el más manso y aun parecido a la divinidad de entre los seres cuando tiene la fortuna de poseer un buen natural unido a una recta educación, se convierte, en cambio, cuando no se le ha criado adecuada o debidamente, en la más bravía criatura de cuantas produce la tierra.”

Plató, Lleis, 765e-766a.

Jf

Indignació i veritat

Entre dinars i sopars festius, un amic professor em comenta la reacció d’alguns dels seus alumnes quan explica les aportacions filosòfiques dels pensadors del passat: –“i qui ho diu això?”– exclamen alguns. També em comenta que ha arribat a la conclusió que els seus estudiants, en el fons, estarien dient: –“i això és cert perquè ho digui ell?”–, com si la pretensió de veritat d’un pensador fos quelcom digne de rebuig, per allò que pot tenir d’imposició sobre els altres. Una època que ha convertit en dogma la igual validesa de totes les opinions i el dret de tothom a dir allò que vulgui rebutjaria com a intolerant l’intent d’aquell que busca certeses –certeses que no respecten la igual validesa de tota opinió.  Continue reading “Indignació i veritat”

Jo i els nostres

Anne Norton explica que, en una ocasió, un estudiant pietós va preguntar a Leo Strauss sobre les seves creences religioses. El professor Strauss hauria contestat: “I am a Jew as Maimonides is a Jew.”1

En un gest habitual, Strauss estava dient més del que semblava dir. Com sempre, però, el cor d’allò que volia dir estava en la superfície d’allò que deia.

Jf

 

1.Anne Norton, Leo Strauss and the Politics of American Empire, 12.

 

Les raons d’un liberal conservador

 “Democracy itself is characterized by freedom which includes the right to say and to do whatever one wishes: everyone can follow the way of life which pleases him most. Hence democracy is the regime which fosters the greatest variety: every way of life, every regime can be found in it. Hence, we must understand, democracy is the only regime other than the best in which the philosopher can lead his peculiar way of life without being disturbed: Continue reading “Les raons d’un liberal conservador”

El gran enemigo de la filosofía

–Sócrates: podemos asegurar igualmente, mi querido Adimanto, que las almas mejor nacidas se hacen las peores mediante una mala educación. […]

–Adimanto: no opino sino como tú –dijo él.

–S: Por consiguiente, creo yo, una de dos: si la índole natural filosófica es cultivada de forma adecuada, necesariamente ha de llegar de grado en grado hasta la misma virtud; si, por el contrario, es sembrada, crece y se desenvuelve en un suelo extraño, llega a todo lo contrario, a no ser que algún dios vele por su conservación de una manera especial. ¿Crees, como se imaginan muchos, que los que pierden a algunos jóvenes son algunos sofistas, que actuando en privado los corrompen grandemente, o más bien los que lo atribuyen a los sofistas son ellos mismos sofistas mucho más peligrosos, porque valiéndose de sus propias máximas saben formar y torcer a su gusto el espíritu de los hombres y de las mujeres, de los jóvenes y de los ancianos?

–A: ¿Pero en qué ocasión lo hacen? –preguntó.  Continue reading “El gran enemigo de la filosofía”

En els límits de l’ordre

En una ressenya del llibre Machiavelli The Scientist (Leonardo Olschki, 1945), Leo Strauss va escriure:

“La raó per la qual la distinció entre príncep i tirà deixa de ser significativa en El Príncep és que el propòsit principal de l’obra és mostrar la “naturalesa del príncep nou”, això és, la naturalesa del fundador de “nuovi ordini e modi” (polítics, morals, legals o religiosos). Distincions que són de la màxima importància un cop l’ordre ha estat establert, són inaplicables a l’establiment pròpiament dit i, podríem afegir, als seus límits (especialment les relacions internacionals).”

Leo Strauss, “Review of Leonardo Olschki: Machiavelli The Scientist” (1945).

 

Maquiavel permet i permetrà entendre moltes coses d’aquesta tardor de 2017.

Jf

El dogmatisme o cansar-se de pensar

Fent referència a una carta de Lessing a Mendelssohn del gener de 1771, Leo Strauss escriu:

“But dogmatism –or the inclination “to identify the goal of our thinking with the point at which we have become tired of thinking”— is so natural to man that it is not likely to be a preserve of the past.”

Leo Strauss, Natural Right and History, 22.

Jf

L’altre Rousseau

Hi ha un Rousseau, el de la voluntat general –aquell a qui nosaltres, ben fidels a allò nostre, acostumem a referir-nos– i un altre Rousseau, el de les passejades solitàries i el de paraules com aquestes…

“¿Se verá alguna vez renacer esos tiempos afortunados en que los pueblos no se entrometían a filosofar, pero cuando los Platón, los Tales y los Pitágoras, arrebatados por un ardiente deseo de saber, emprendían los más largos viajes únicamente por instruirse, e iban lejos a sacudir el yugo de los prejuicios nacionales, a aprender a conocer a los hombres por sus semejanzas y sus diferencias y para adquirir esos conocimientos universales que no son de un siglo o los de un país exclusivamente, sino que, por ser de todos los tiempos y de todos los lugares, son, por decirlo así, la ciencia común de los sabios?”

Jean-Jacques Rousseau, Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres, Nota X.

Poster només la mirada que contempla els dos Rousseau pot copsar tota la complexitat de la naturalesa de la societat, de la naturalesa de la filosofia i de la relació entre elles.

Jf

Què és filosofar?

En una nota de l’abril de 1937, Leo Strauss escriu:

“Filosofar és ser conscient de l’absoluta transitorietat de tot allò que és humà, però al mateix temps (i) com si hom tingués tota l’eternitat a la seva disposició, és cercar la veritat –amb una calma completa, sense cap pressa– sempre amb urgència, però mai apressat –amb el coratge per a una empresa digna, i constantment preparat per començar des de l’inici.”

Citat per Heinrich Meier a Leo Strauss and the Theologico-Political Problem. 

Jf

Elogi de la lectura lenta

“No me he hecho filólogo gratuitamente, y quizá lo siga siendo; quiero decir, profesor de lectura pausada; y uno acaba también por escribir despacio. No figura ya entre mis costumbres, sino entre mis gustos -¿un gusto malo quizás?– no escribir nada que no suma en la desesperación a todos aquellos tipos de personas que “tienen prisa”. La filología es precisamente ese arte venerable que exige a sus adoradores ante todo una cosa: mantenerse al margen, tomarse tiempo, serenarse, hacerse lentos, como el arte y la pericia de un orfebre de la palabra que debe desarrollar un trabajo elaborado y cuidadoso y que nada consigue si no lo alcanza con ritmo lento. Precisamente por ello es hoy día más necesaria que nunca, justamente por ello nos atrae y nos encanta sobremanera en una época de “trabajo”, me refiero a la premura, la indecorosa y sudorosa precipitación que quiere “acabar con” todo de inmediato, incluso con cualquier libro, viejo y nuevo. Ella misma no logrará acabar fácilmente nada; enseña a leer bien, es decir, lento, con profundidad, con consideración y cuidado, con segundas intenciones, a leer con puertas abiertas, con dedos y ojos suaves…Mis pacientes amigos, este libro sólo aspira a tener lectores y filólogos perfectos: ¡aprended, pues, a leerme bien!

Friedrich Nietzsche, “Prólogo de 1886”, Aurora: Pensamientos sobre los prejuicios morales.

Jf