Nuestros problemas fundamentales

Ha existido y sigue existiendo en nuestro clima intelectual la posición de quienes aseguran ser poseedores de la llamada “consciencia histórica”. Son aquellos que se consideran avanzados filosóficamente porque han llegado a una conclusión que los pensadores del pasado –supuestamente– no supieron ver: que todo pensamiento es la expresión irremediable de su tiempo. Los más radicales de entre ellos sostienen, en consecuencia, que no existen permanencias ligadas a la realidad humana. Sin embargo, el estudio de la historia parece apuntar, más bien, a una conclusión distinta. Un verdadero filósofo –cuya sabiduría consistía fundamentalmente en la consciencia de los problemas fundamentales humanos y de sus alternativas de solución– así parece evidenciarlo:

“Sócrates: Pues si los [nombres] primarios han de ser manifestaciones de algo, ¿encuentras tú una forma mejor de que sean manifestaciones que el hacerlos lo más parecidos posible a aquello que tienen que manifestar? ¿O te satisface más esta otra fórmula que sostienen Hermógenes y muchos otros: que los nombres son objeto de convención y que manifiestan las cosas a quienes los han pactado y los conocen; que esto es la exactitud del nombre, convención, y que nada importa si se acuerda establecerlos como ahora están o por el contrario llamar ‘grande’ a lo que ahora se llama ‘pequeño’?”

Platón, Crátilo (433e)

¿Acaso podríamos reconocer a alguien cercano a nosotros entre esos “muchos otros” convencionalistas a los que nombra Sócrates?

Jf

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s